Medalla y cadena de la corona Preciosa de la Virgen de Fátima. Oro, turquesas y diamantes

El conjunto de medalla y cadena «corona Preciosa de la Virgen de Fátima» conmemora el centenario del fenómeno de Fátima, en el que la Casa Leitão tuvo el privilegio de participar desde muy pronto.

En 1941, en un Portugal neutral, un grupo de portugueses, padres de los hijos que no habían muerto en la guerra, inició un movimiento que culminó con una colecta nacional para confeccionar una corona de reina destinada a la Virgen de Fátima. Se pedían joyas, no dinero, para poder realizar la corona directamente con las donaciones de cada uno.

En este contexto, y recurriendo exclusivamente al oro, a la plata y a las piedras preciosas entregadas de forma generosa, la Casa Leitão fabricó gratuitamente la corona de la Virgen de Fátima, la obra de joyería más importante del s. XX.

En la corona Preciosa, utilizada solo en las grandes celebraciones, destacan el oro, los brillantes y las turquesas, materiales preciosos cuidadosamente seleccionados para la medalla y la cadena, donde se encuentra esculpida la corona fabricada en 1942.

Leitão & Irmão tiene ahora la oportunidad de participar en el centenario que se celebra en los cinco continentes, en los cientos de lugares dedicados a Fátima que se encuentran repartidos por el mundo, y que otorgan una dimensión cultural a este fenómeno.

Durante tres meses, trabajaron en la corona doce joyeros y orfebres que emplearon un total de 6500 horas de trabajo.
Se engastaron 2992 piedras preciosas siguiendo el diseño creado por la Casa Leitão, en el que destacan las ocho bandas de oro que, según la heráldica, corresponden a una corona de reina.

Ficha técnica:

Medalla de la corona Preciosa de la Virgen de Fátima
Peso en oro 800/100010g*
Diamantes VS, G-H con un peso de 0,50ct*34 uds.
Cadena con colgante de la corona Preciosa y turquesas
Peso en oro 800/100010g*
Turquesas – Ø 4 mm, 3 ct*8 uds.

*Peso y dimensiones aproximados